Site search

domingo, 3 de julio de 2011

Noah Wyle presenta Falling Skies

Noah Wyle presenta Falling Skies
«Falling Skies» tiene algo especial. Su argumento se mueve entre la fantasía, el suspense, la acción y el drama: un ejército alienígena invade el planeta Tierra. Su temática recuerda a otros éxitos de ciencia ficción para televisión. Pero son nombres como Noah Wyle («Urgencias») en su reparto o Steven Spielberg en su producción ejecutiva los que diferencian a esta serie del resto.

La ficción, estrenada en TNT, arranca tras el caótico ataque extraterrestre que ha dejado en una situación muy precaria a casi todo el planeta. En los seis meses posteriores a la invasión, los escasos supervivientes se han organizado para llevar a cabo una tarea que resulta casi imposible: el contraataque. Cada día es una verdadera prueba en la que los ciudadanos, convertidos en guerreros, luchan por poner en marcha un plan de resistencia contra las fuerzas de ocupación alienígenas, cuya naturaleza e intenciones están envueltas en el misterio.

Quince años dentro del reparto de «Urgencias» convirtieron a Noah Wyle en el actor mejor pagado de la televisión (2004). Después de siete años de ausencia, el actor vuelve con un proyecto más que ambicioso.

Su personaje es Tom Mason, un profesor de historia de Boston que ha perdido a su esposa y a uno de sus tres hijos en la invasión. «Al principio su conocimiento es solo teórico, pero poco a poco vamos descubriendo que todo lo que sabe sobre tácticas y esa habilidad que tiene para enseñar le situarán en una mejor posición que un militar de carrera para liderar a un ejercito de civiles», asegura el protagonista.

Además de los extraterrestres que acechan cada rincón del planeta, la historia se centra en las relaciones humanas que desarrollan sus personajes. «Los pocos humanos que quedan se encuentran en una situación de necesidad, bajo una amenaza constante, pero a pesar de ello muestran aspectos positivos: las relaciones son más auténticas, los niños, al no poder usar la tecnología, usan su imaginación; la sensación de tradición y comunidad y hasta cierto punto la espiritualidad se realzan en esta nueva realidad», explica.

A lo largo de la primera temporada surgirán dilemas éticos como el de «escoger entre proteger a nuestros hijos y esconderles de la realidad o formarles y darles armas para que se defiendan» o dudas como si «podríamos sobrevivir sin la tecnología a la que estamos acostumbrados». Otros temas, como la supremacía del poder militar sobre el civil, se ponen de manifiesto.

Pero lo que realmente atrapará al espectador será el misterio que se esconde tras esta invasión. «Mientras mas preguntas se contestan, más dudas surgen. Y al final de la temporada todo será muy diferente de lo que parecía al principio», asegura Wyle.

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More